Escape milagroso: la iguana come-cable escapó!

 

Hay que esperar el momento más oportuno y echarle piernas tanto como sea necesario.

No nos dejemos comer por las víboras!

 


Los comentarios están desactivados